Válvulas de compensación


Las válvulas compensadoras se instalan entre las balonas de suspensión para compensar diferencias de presión habidas
entre ambas cuando se supera una determinada presión de umbral.

Este elemento consiste en dos válvulas unidireccionales dispuestas en paralelo y en oposición con lo que la presión
existente en cada balona, puede circular hacia la contraria pero no al revés.

Se trata por tanto de compensar las eventuales pérdidas de aire comprimido que puedan aparecer en una de las dos balonas de
suspensión permitiendo minimizar así, inclinaciones peligrosas de la caja que desplacen su centro de gravedad.